Fitness Coach

A veces incluso a mí me parece pedante el nombre, por querer aparentar algo más abusando de los últimamente frecuentes anglicismos. Pero como las cosas suceden por causalidad, os voy a contar la historia del porqué del concepto Fitness Coach.

Allá por febrero de 2015 (los tiempos ahora vuelan y tres años es un mundo, o al menos para mí) andaba yo sentado con uno de mis mentores, Benito, reflexionando acerca de cómo íbamos a orientar mi negocio a nivel comercial, y ello implicaba encontrar una denominación para la profesión. Sí, es una de las ventajas de ser freelance (dale con los anglicismos); yo mismo me inventé mi cargo. Estábamos intentando aunar, en un solo término, el efervescente sector del Entrenamiento Personal y el de Preparador Físico de baloncesto. Y aunque ya había una denominación en inglés para el concepto de Preparador Físico, Strength & Conditioning Coach, ésta dejaba fuera el de Entrenador Personal. Así que seguimos dándole vueltas y dimos con una palabra usada por una parte de los Preparadores Físicos profesionales extranjeros que era la de Fitness Coach, traducido más o menos como Entrenador de la Forma Física. Quizás es por eso por lo que utilizamos tanto el idioma anglosajón; volved a leer estas líneas y decidme qué os suena mejor, si lo primero o lo segundo. Y como el término me dio buen feeling ;), decidimos entre los dos que en torno al concepto de Fitness Coach iban a girar mi marca, mi web, y en definitiva mi profesión.

Adiós al deporte de la canasta

Puede que si estás leyendo este artículo estés relacionado con el mundo del basket, y que nos conozcamos por eso. Al fin y al cabo buena parte de mis contactos del 1.0 y el 2.0 vienen directa o indirectamente de ahí. En mi opinión, todos los deportes te intentan enganchar emocionalmente de una u otra forma para que sigas atado a ellos temporada tras temporada, y la mejor manera de estarles agradecido (a mí el baloncesto me hizo Adulto) es cortar la relación a tiempo, antes de que entres en un círculo vicioso en el que todos los años acabes diciendo “no puedo dejarlo”. ¿Por qué lo creo? Porque el deporte debe ser un medio, y no un fin. Así que tras acabar la mejor experiencia a nivel personal de mis siete años en el basket, concluí mi etapa con Rivas, y colgué las zapatillas, o mejor dicho, el cronómetro. Al año siguiente, delegado de un equipo de cantera para quitarme un poco el «mono» los fines de semana, y c’est fini. La intuición me alejó del objetivo en el que me había centrado desde los 19 años y puso el foco en el Entrenamiento Personal.

¿Six-pack, ligamento cruzado anterior y dolores de espalda?

Siempre planteo esa reflexión a la gente de mi entorno. Qué es lo que nos interesa verdaderamente, ¿los famosos cuadraditos del abdomen o la autoestima consecuencia de verlos en el espejo por las mañanas? ¿Una rodilla sana o el placer de seguir practicando el deporte de siempre con mis amigas de toda la vida? ¿«Solucionar» la lumbalgia o irme de vacaciones y poder disfrutar de mis hijos porque el viaje de siete horas hasta la costa no me deja tres días en la cama? Y como esto va de Personas, os escribo a continuación citas textuales de clientes y clientas de la semana pasada durante nuestras sesiones:

“Eres parte (Víctor) de mi felicidad”.

“Tras una semana un poco ajetreada por el trabajo, la familia, y el viaje de la pareja, era más importante aún dedicarme tiempo a MÍ misma”. Con ella, valoramos lo que está generando todo el proceso en su felicidad. De forma sencilla, tiene que dar una nota subjetiva de 0 a 5 respecto a cómo se ha sentido la semana anterior en relación al fitness y su estado psico-emocional. La imagen representa la evolución desde que comenzamos (el «5» de esta semana es por su sesión del lunes).

Happiness scale Fitness Coaching “Me levanto a las 6:00 de la mañana, hago mi workout, estoy con mis hijos, me voy a trabajar, y tras un largo día, llegan las 9-10 de la noche y tengo muchísima más energía que la que he tenido en toda mi vida. Es increíble”.

– Tras cinco o diez minutos hablando sobre su motivación con respecto al proceso de entrenamiento, sonríe y me dice: “¿Me tumbo en el banco como si fuese un diván?”

Entonces de qué va todo esto: ¿de kilos en las barras, ritmos de carrera y ejercicios abdominales? Yo, después de estos años, he llegado a la conclusión de que NO.

ExpoCoaching 2018

Y es esa conclusión la que poco a poco va reinventando mi profesión día a día. ¿En qué consiste entonces ser Fitness Coach? En Transformar la Vida de las Personas, utilizando el Fitness como medio, que es en lo que soy especialista. No sólo lo digo yo, también lo dicen ellos/as (testimonios, historias personales, y canal de youtube). Pero siendo sincero, muchas veces se me plantean situaciones para las que no tengo herramientas que ayuden al cliente a encontrar una solución por sí mismo/a. A la chica que mencionó lo del diván (citada arriba), le dije literalmente que entre los dos tenemos que ahondar en el asunto, pero que a mí aún me faltan capacidades para ayudarla en su camino. Y como en el mundo de la empresa decimos que las cosas hay que tenerlas listas para «antesdeayer», mi compañero Sergio y yo pusimos rumbo al ExpoCoaching del pasado fin de semana.Sergio Jaramillo y Víctor Jiménez

La mañana del viernes comenzaba con una sesión conjunta y espontánea con la gente de Crearte Coaching, con los que yo ya había tenido experiencia en talleres de inteligencia emocional. Tras dar una vuelta para tantear un poco los stands de la feria, y estar un rato hablando con la gente de Prodis (Fundación de personas con discapacidad para la que trabajo), cogimos el coche para comer a unos pocos kilómetros del IFEMA. Por la tarde, él se fue a escuchar a Amanda Sampedro y a parte del equipo técnico del Atlético de Madrid Féminas. Servidor, a reflexionar en la ponencia de Astrid Encarnación de la Cruz sobre si millenials, nativos digitales, baby boomers y generación X debemos tender puentes entre nosotros o acrecentar las diferencias. Después, los dos juntos finalizamos la jornada en un taller teórico-práctico sobre valores con una sorprendente (para bien) Anne Igartiburu, y su compañera Laura Moncho.Anne Igartiburu y Laura Moncho en ExpoCoaching

El sábado, ya sin Sergio, empecé la mañana aprendiendo estrategias de marketing para coaches con la empresa Dear Coach, de la que saqué dos o tres tips de aplicación práctica muy buenos. Más tarde, asistí a una conferencia sobre el eneagrama, herramienta que sirve para encuadrarnos en un tipo de personalidad u otro, y tras un par de reuniones de networking organizado, fui a informarme un poco más con la gente de Crearte sobre su formación de Experto. Tras esto, finalicé mi experiencia en el ExpoCoaching 2018. Por la tarde la feria continuaba, pero me sentía satisfecho con lo que ya había visto y escuchado hasta entonces, y los compromisos de sábado tarde hicieron que me acercara a comer a casa y ya no volviera a la feria.

Crearte Coaching en ExpoCoaching

La metáfora del arquero

Siempre utilizo la metáfora del arquero: primero apunta a la diana (Foco), se asegura de que el arco sea excelente (Calidad), y acaba lanzando flechas una, otra, otra,… y otra vez (Cantidad) hasta la saciedad. Así que metido de lleno en el viaje hacia mi Misión, el ExpoCoaching 2018 me sirvió para reconducir ligeramente mi Foco, tener claro que uno de los siguientes pasos a dar es formarme con la escuela Crearte (Calidad), y ponerme a trabajar desde el pasado lunes en ello. Una, otra, otra, otra, otra… y otra vez.

El martes día 20 de febrero hablaré de todo ello en un escenario conocido, pero esta vez no desde el pupitre, sino en frente de él. ¿Sensaciones? No me gusta utilizar la palabra «m _ _ do», así que hablaremos de «respeto», por lo importante que supone, al menos para mí, ponerse en frente de estudiantes universitarios. La ilusión eso sí, al 1000%. Un abrazo fuerte.Cartel UAM Fitness Coach Víctor Jiménez

Leave A Reply:

(optional field)

No comments yet.